Suspiro a la chilena

Por Jorge Turpo Rivas

El postre de la disputa
El postre de la disputa

 

En medio del diferendo marítimo con Chile, un suspiro nunca cae mal. Pero si el suspiro también genera controversia, la situación ya no es tan dulce. Eso ocurre con el postre que ancestralmente se le conoce como “suspiro a la limeña” en el Perú, y que ahora una empresa chilena usará sin atenuantes.

El tema llegó a la Corte Suprema chilena, que rechazó un recurso de casación interpuesto por el Estado peruano para que la empresa Soprole deje de usar el nombre “suspiro limeño”Leer más “Suspiro a la chilena”

Anuncios

El ojo vivo de Betto Hugo Salcedo

Betto Hugo Salcedo Suca.
Betto Hugo Salcedo Suca.

Por Jorge Turpo Rivas

Como buen cazador (de imágenes y noticias) tenía el diente bien afilado para la buena comida. Fue en Semana Santa cuando hice una de mis primeras comisiones periodísticas con don Betto Hugo. Salimos de la redacción del desaparecido diario Arequipa al Día y le comenté que teníamos que ir a una conferencia de prensa, no recuerdo de qué o de quién. “Sobrino, primero vamos al inter, llegamos de sobra a la conferencia, siempre son impuntuales”, me dijo. Le pregunté a qué quería ir al Club Internacional. “Don Betto yo ya no hago deportes, hoy hacemos locales”, le dije confundido, eran mis primeros días en otra sección del periódico. “No sobrino, vamos al inter, al interior del mercado San Camilo”, respondió entretenido mostrándome su sonrisa incompleta por los dientes perdidos en las batallas de la vida.

Betto Hugo quería desayunar antes de empezar la jornada. Entonces fuimos al inter. Una vez en el segundo piso del mercado, las vendedoras de comida lo saludaban como a un viejo amigo, una más afectuosa que la otra. “Sobrino, aquí tienes más noticias que en tu cuadro de comisiones, eso sí, guarda el lapicero y la libreta porque espantan a la gente cuando quieres que te cuenten sus cosas”. Leer más “El ojo vivo de Betto Hugo Salcedo”

TEMA PARA UN TEMA

Texto escrito en abril de 1950. Publicado en la columna La Jirafa del diario El Heraldo – Barranquilla.

Por Septimus (*)

Hay quienes convierten la falta de tema, en tema para una nota periodística. El recurso es absurdo en un mundo como el nuestro, donde suceden cosas de inapreciable interés. A quien pretenda sentarse a escribir sobre nada, le bastaría con hojear desprevenidamente la prensa del día, para que el problema iniial se convierta en otro completamente contrario: saber qué tema se prefiere entre los muchos que se ofrecen. Véase, por ejemplo, la primera plana de un periódico cualquiera. “Dos niños jugaron con platillos voladores y resultaron quemados.” Enciéndase un cigarrillo. Repásese con todo cuidado, el revuelto alfabeto de la Underwood y comience con la letra más atractiva. Piénsese –una vez leída la información– el doloroso desprestigio en que han caído los platillos voladores. Recuérdese la cantidad de notas que se han escrito sobre ellos, desde cuando se vieron por primera vez –hace casi dos años en los alrededores de Arkansas– hasta ahora, cuando ya se han convertido en un simple aunque peligroso juguete infantil. Considérese la situación de los pobres platillos voladores, a quienes, como a los fantasmas, la humanidad les falta al respeto sin ninguna consideración por su elevada categoría de elemento interplanetario. Enciéndase otro cigarrillo y considérese finalmente, que es un tema inservible por exceso de velocidad. Leer más “TEMA PARA UN TEMA”

UN MILAGRO PERDIDO

Sor Ana de los Ángeles (*)

Deseos de santidad. Mientras el Papa Juan Pablo II fue beatificado en tiempo récord; la que podría ser la sexta Santa del Perú, lleva esperando 26 años a que la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, conocida en Roma como la “fábrica de santos”, la eleve a los altares.

 Por Jorge Turpo

No se conoce, con exactitud, el año del nacimiento de la religiosa arequipeña porque los registros se perdieron en el incendio de la Iglesia Mayor en 1620. La duda está en si nació el 26 de julio de 1602 ó 1604. Fue bautizada con el nombre de Ana Monteagudo Ruiz de León. Sus padres fueron el español Sebastián Monteagudo de la Jara y la arequipeña Francisca Ruiz de León. Cuando cumplió los tres años de edad, la entregaron a las monjas de la Orden Dominica que residían en el Monasterio de Santa Catalina de Siena, enclavado en el centro histórico de Arequipa. Leer más “UN MILAGRO PERDIDO”

LA DICTADURA DE LA LECTURA

Por: Jorge Turpo Rivas

Biblioteca MVLL - Arequipa

Una de las aficiones más arraigadas de Augusto Pinochet Ugarte (dictador chileno 1915 – 2006) fue coleccionar libros. Una pericia judicial determinó que llegó a tener 55 mil textos, valorizados en 2 millones 840 mil dólares. Los compró de manera compulsiva, regateando a los libreros y con fondos públicos; esto último, provocó que gran parte de esa colección sea confiscada por el Estado chileno luego de la caída del tirano.

En el caso de Pinochet, su afición por los libros, no se tradujo en su persona. “Al menos en público, no se caracterizaba por demostrar una gran cultura, todo lo contrario. El general proyectaba ser un hombre básico, de conceptos elementales.”, escribe el periodista chileno, Cristóbal Peña, ganador del premio de la Fundación de Nuevo Periodismo, con el reportaje Viaje al fondo de la biblioteca de Pinochet (dic. 2007). Leer más “LA DICTADURA DE LA LECTURA”

PREPARÁNDOSE PARA EL FIN DEL MUNDO

 (Hace 56 años – agosto de 1955 – Gabriel García Márquez escribió esta crónica desde Roma. En esos años, el Nobel de Literatura, ejercía el oficio periodístico y los testigos de Jehová anunciaban el fin del mundo para finales del siglo pasado. Como sabemos ahora, se trató de otra profecía fallida. Lo que no falla es la magistral redacción de Gabo).

 * Ocho mil “Testigos de Jehová” se reúnen en Roma a esperar el día en que los ancianos se vuelvan niños y los negros, rubios.

Testigos de Jehová y sus profecías
Por Gabriel García Márquez

 Hay un tranvía que va directamente de la plaza de San Pedro a la estación Termini. El viaje cuesta 25 liras. En estos últimos días, ese tranvía que parece ser para uso exclusivo de los turistas, estuvo ocupado por unos silenciosos viajeros de todos los colores, que sólo abrían la boca, en numerosos idiomas, para convencer a sus vecinos de asiento de que el mundo se acabará antes que termine el presente siglo. Eran los 8.000 testigos de Jehová, cuyo congreso mundial ha tenido lugar en Roma, en el inmenso coliseo que construyó Mussolini para la exposición mundial, en la pura almendra del catolicismo y a tiro de tranvía de la plaza de San Pedro.

QUIÉN ES QUIÉN

Los turistas no tienen marca de fábrica. Pero como los 8.000 testigos de Jehová tienen cara de turistas comunes y corrientes, decidieron distinguirse de los otros colgándose en el pecho un cartelito de colores con el nombre y el país de origen. Por eso se han visto en las calles de Roma, en los últimos días, tantos negros con espejuelos y cartelitos colgados en el pecho. La mayoría de ellos venía de los Estados Unidos, donde el abogado de Pensilvania, Charles Roussel, fundó la religión en 1879. Los otros venían de todos los lugares del mundo, y especialmente de África. Leer más “PREPARÁNDOSE PARA EL FIN DEL MUNDO”

LOS DÍAS EN QUE EL ASESINO DE MARICEL CANTABA

RECUERDO MUSICAL DE UN REPUDIABLE HOMICIDIO

 “No cometas el crimen varón  si no vas a cumplir la condena”.  Paloma – Andrés Calamaro.

Maricel Ccoa y su victimario Wilbert Pinto.
Cambió el micrófono por las marrocas. El escenario por una celda. Su vida por un homicidio. Remeció la escena musical y social arequipeña sin ser una estrella de rock. Un crimen lo lanzó a la fama. ¿Es la música el gatillo de algunas mentes perversas?

 Por Jorge Turpo Rivas

En su defensa no puedo alegar nada. Tampoco interesa. No tengo complejo de Juez. De lo que padezco es de una frustración musical congénita. Mataría por tener el talento de digitar armoniosamente las teclas de un piano Steinway en lugar de las teclas de esta laptop Toshiba que solo emiten sonidos monocordes.

A Titi lo conocí por la música. Siempre he aplicado una premisa con las personas que recién conozco: Dime qué música escuchas y te diré quién eres. En el caso de Titi,  fracasé rotundamente. La música no me ayudó en nada a saber de quién se trataba realmente.

Una tarde, estimo que fue hace cuatro años; un amigo, que sí tiene talento para la música, me llamó para preguntarme si podía tomarle unas fotos junto a su banda. Habían grabado unos temas y querían diseñar la portada de un disco artesanal – un demo, le dicen los músicos – para promocionarlo en las radios locales. Leer más “LOS DÍAS EN QUE EL ASESINO DE MARICEL CANTABA”